Campos grandes para un deporte grande

¿Qué tiene el fútbol que no tenga el baloncesto? ¿Los jugadores? No. Sobre el césped juegan once contra once, más que en baloncesto, pero no tan altos y fuertes. ¿Los entrenadores? Las charlas técnicas en los tiempos muertos y las estrategias hasta el último milisegundo del partido son precisamente de lo que más llama la atención de nuestro deporte. De hecho, el fútbol ha importado un elemento de los técnicos de baloncesto: la elegancia de quien está al mando de la plantilla vestido con traje y corbata. Entonces, ¿la tecnología? Imposible. El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, se niega a introducir dispositivos electrónicos que ayuden en la labor arbitral; mientras que en el balonceto, desde hace años, se recurre al ‘replay‘ para comprobar si una canasta entra dentro del tiempo o no. Así que, ¿qué le falta al baloncesto para ser más grande que el fútbol?

Hasce poco hablábamos de eso, pero si es cuestión de tamaño, la respuesta está en los estadios. Muchos equipos de fútbol están cubriendo sus campos para protegerlos de tormentas que entorpezcan el espectáculo, y además son hasta diez veces más grandes que los pabellones que cada fin de semana acojen la Liga Endesa ACB. El último que se apunta a poner techo a un estadio es Florentino Pérez. Cubrir el Santiago Bernabéu es uno de los grandes sueños que tiene en mente el constructor y presidente del Real Madrid. Y eso le viene de perlas a la Federación Española de Baloncesto, que organizará en 2014 el Mundial de Baloncesto y lo quiere culminar a lo grande: al estilo del All-Star de 2010 en Dallas, en un estadio donde quepan más de 80.000 almas. José Luis Sáez, presidente de la FEB, ha manifestado que “si se techara el Santiago Bernabéu sería una magnífica sede para la final del Mundial de Baloncesto”.

Es cierto que solo podría llenarse si España llegara a la final y si enfrente hubiera una selección digna del espectáculo que se demanda (Estados Unidos, ojalá). Quedan menos de tres años y tenemos una selección joven por la que apostar para futuros éxitos, pero si otro país se interpusiera en el camino, tal escenario se quedaría desierto y lo que hubiera sido una hazaña se convertiría en un fiasco mundial. De todas formas, soñar es grtis, y yo me veo en las gradas del Bernabéu para llevar a lo más alto al BA-LON-CES-TO.

Anuncios

Acerca de Pablo Girón

Todavía disfrutando de la Universidad a la vez que se prepara para ser un futuro periodista el día en el que alguien le contrate. Los deportes es lo que más espacio ocupa en su cabeza, para disgusto de sus padres, que han invertido seis años en estudios de Economía y Periodismo. Algunos amigos cercanos apuestan a que algún día muy lejano sonará la melodía de "We are the champion" en lugar de la marcha nupcial. Otros más sensatos apuestan a que ese día no llegará nunca. Ver todas las entradas de Pablo Girón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s