Kyrie Irving, elegido en el número uno del Draft

Los días después del Draft de la NBA son el tiempo en el que los seguidores y los periodistas hacen todo tipo de cábalas para saber qué jugadores nuevos tendrán sus equipos.

Los directivos siempre tratan de dar discursos favorables acerca de los jugadores que escogen. Se apresuran en contar que el o los jugadores que acaban de elegir tienen mejores cualidades que aquellos que les correspondía en el Draft. El tiempo les dará la razón a unos y se las quitará a otros. Dentro de un año por estas fechas se podrá hacer balance y ver qué jugadores han cumplido con las expectativas que se les presupuso en el Draft.

En este sentido, la mayor presión la tiene Kyrie Irving, el número uno del Draft 2011 y que ha ido a parar a los Cleveland Cavaliers. Del magnífico artículo escrito por Mary Schmitt Boyer podemos extraer lo siguiente:

Aunque solo tiene 19 años, su vida ya ha tenido suficientes alegrías y tristezas. Ha experimentado muchos cambios, y los logros conseguidos son debidos en mayor parte a su padre Drederick. “Cuando escuché mi nombre, me entraron ganas de abrazar a mi padre durante diez minutos, porque ha trabajado duro para que este momento llegue” dijo el propio Irving. Parece un chico inteligente, educado y maduro para su edad, de hecho, le ha prometido a su padre que va a licenciarse en cinco años.

Kyrie Irving nació en Melbourne, Australia, pero desde pequeño estudió en Nueva Jersey. Como universitario, ingresó en la mítica Universidad de Duke en Carolina del norte (cuatro veces campeona de la NCAA), donde ha promediado 17.5 puntos por partido, 4.3 asistencias y 3.4 rebotes.

Anuncios

Acerca de Pablo Girón

Todavía disfrutando de la Universidad a la vez que se prepara para ser un futuro periodista el día en el que alguien le contrate. Los deportes es lo que más espacio ocupa en su cabeza, para disgusto de sus padres, que han invertido seis años en estudios de Economía y Periodismo. Algunos amigos cercanos apuestan a que algún día muy lejano sonará la melodía de "We are the champion" en lugar de la marcha nupcial. Otros más sensatos apuestan a que ese día no llegará nunca. Ver todas las entradas de Pablo Girón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s